Elecciones 2015 – Nota con DESALAMBRAR

 

“Tengo muy claro todo lo que tenemos que hacer y es todo lo que no hizo West en este tiempo”

 El calendario tiene el mes de agosto como la primera cita para los candidatos que aspiran a llegar a la final de octubre. En elFrente Renovador y a nivel local, son dos los hombres que se posicionan para dirimir en las urnas la posibilidad de pelear con el oficialismo la intendencia de Moreno. Uno de ellos es el peronista Damián Contreras, dirigente alineado a la conducción de la diputada nacional Graciela Camaño y que construyó durante el año 2014 los puentes necesarios en pos de obtener presencia constantes de figuras legislativas, tanto provinciales como nacionales, de la Primera Sección Electoral. Contreras se define como un dialoguista. Pertenece a la generación que acompañó a Mariano West a la intendencia en 1995 y luego a Andrés Arregui. La máxima autoridad de la Mesa Política y Gremial sostiene que “desde 2005 se comenzó a diferenciar claramente de West”. Ese año significó la adhesión abierta de West al proyecto del Frente para la Victoria, mientras Contreras permaneció en la corriente de Camaño que siguió al ex gobernador y ex presidente Eduardo Duhalde. Quiso el destino y las necesidades mutuas que en el año 2011 West convocara a Damián Contreras para hacerse cargo de la intendencia, una jugada táctica del licenciado para frenar a Mendieta y a la nueva generación de concejales que estaba convencida de los cambios profundos, empezando por los nombres. Dos años después, Contreras encabezó la lista delFrente Renovador propinándole la primera derrota electoral a West. Ese triunfo lo ubicó como aspirante a la intendencia con un perfil de escasa confrontación directa, convocando a romper la lógica binaria amigo – enemigo. Contreras puntualiza ese criterio y subraya que el Frente Renovador nació para quebrar las antinomias y construir la pluralidad de pensamiento.

Desde varios sectores peronistas que lo ven a usted como opción de poder le reclaman que rompa definitivamente con Mariano West, ¿escuchó este reclamo?

Lo escucho y hasta personalmente de muchos dirigentes que me piden o me interrogan en este aspecto, es decir, la decisión y la voluntad de encarar este proceso que inexorablemente se viene en nuestro distrito. Les agradezco que vean en mí esa posibilidad y esa vocación de poder, de estar preparado para esta etapa que no va a ser fácil. Por otro lado te digo lo que le manifiesto a este grupo de dirigentes y es que, cuando me sumé al Frente Renovador lo hice fundamentalmente porque marca una manera diferente de hacer política, donde tenemos necesariamente que buscar coincidencias en todos los espacios, terminar con la teoría de que quien está en la vereda de enfrente es mi enemigo. En ese aspecto no ve a nadie en particular como enemigo dentro de esta política. Por supuesto que soy diferente a Mariano West. Vamos a demostrar que somos diferentes, porque asumimos el compromiso de conducir nuestro distrito, pensando distinto y actuando distinto.

¿Cuáles son los pensamientos y acciones que lo diferencian de West?

Desde el año 2005 en adelante no tenemos nada que ver con el gobierno municipal, y hemos demostrado nuestra manera de ser distintos, como lo llamamos a esto, inclusive acompañando a la misma gestión. Me tocó asumir la presidencia del Concejo Deliberante por unanimidad, a pesar de que muchos luego reniegan de esa elección, precisamente porque era un momento muy difícil de la vuelta de West al distrito, con un HCD que en su mayoría no era afín al oficialismo. Sin embargo nosotros, sin ninguna mezquindad política y aún a costa que nos pudieran endilgar algunas cosas que vos me puedas preguntar, nosotros le tendimos una mano a la gestión municipal y hacer que la oposición tuviese una posibilidad de hacer escuchar su voz y ser parte de algunas de las modificaciones que se proponían. Así y desde nos daba el cuero, marcamos nuestra impronta con el Concejo Deliberante Itinerante, la propuesta de Concejal por un Día, cosas que hoy se han dejado de lado producto de esa negación de darle la posibilidad a aquellos que no piensan de la misma manera que el oficialismo. Por eso creo que es una virtud de mi espacio en cuanto a lo que vamos a llevar adelante cuando seamos gobierno, porque no nos vamos a cerrar, no nos creemos los dueños de la verdad. En un distrito que es tan heterogéneo, con desigualdades en muchos aspectos, necesita de todos, de un gran esfuerzo y de una gran vocación política generando un grupo que crea en el diálogo, en el consenso y vuelva a restituir el orden institucional que hoy se perdió.

¿Está convencido que para la sociedad las diferencias con West son claras?

Por supuesto, marcamos muy claramente las diferencias con Mariano West y con algunos opositores del intendente que lo único que hacen es asemejarse a él en la manera de pensar la política. Digo esto porque cuando veo propuestas políticas que son más de lo mismo a pesar de provenir de otros sectores ya que plantean la división, hablan desde el rencor, desde la pelea, cuando me parece que nuestra ciudadanía no se merece eso, no es lo que está buscando. Nuestro pueblo quiere que le demos calidad de vida, servicios desde el municipio, que les mejoremos las calles, la iluminación, la seguridad. En todas esas situaciones necesitás un municipio presente, para lo cual necesita de un conductor que se anime a poner el pecho, bajar a los barrios, hablar con los vecinos dando la palabra y cumpliendo. No se es distinto buscando un título para una nota, se es distinto todos los días en los hechos, las actitudes, cuando uno forma un equipo de personas que piensan de manera similar y no es una coyuntura de amontonar simplemente porque este es un año electoral.

Si el año arrancó con una denuncia penal impulsada por el ex senador Asseff indicando que Lapelosa y usted son responsables de la destrucción de carteles, ¿cómo imagina la interna del Frente Renovador hasta llegar a agosto?

La verdad es que lamento las expresiones de los dirigentes políticos que, como te decía, intentan desde el discurso generar situaciones de violencia. En toda mi trayectoria política he repudiado todos los hechos de violencia de diferente índole. No es mi estilo, quienes me conocen saben cómo se comporta mi agrupación política. De hecho ya en el 2013 y en este tiempo lo mismo también sufrimos roturas de carteles, manchaduras en nuestras pintadas, pero entendemos lamentablemente que es lo está instaurado en este juego de la democracia de la presencia en las calles, algo que no comparto en absoluto. Estoy seguro que no es solo de ahí que se genera una propuesta…

¿No solo de los carteles?

Si en algo la presidenta de la Nación, en este último tiempo, hizo un comentario acertado por lo menos en lo que comparto, es que ni un color ni una foto hacen a una candidatura.

Si su política está situada en la no confrontación para recuperar el consenso y el diálogo, ¿cuáles son las políticas del oficialismo local que reconoce como positivas y que deben sostenerse?

Fundamentalmente creo que hay muchos funcionarios municipales que han perdido la mística y las ganas de colaborar con esta gestión, producto que las conducciones les dieron vuelta la cara, cuando muchos han hecho silla días enteros para acercar una propuesta y en muchos casos ni siquiera les fue recepcionada, en otros casos duermen el sueño de los justos en algún cajón de un funcionario que ni siquiera es del distrito. Yo confío en esa gente, los conozco…

¿Son funcionarios de primera línea?

Funcionarios municipales, el empleado municipal de carrera que todos los días padece esta gestión municipal mediante el destrato, el ninguneo. Creo que hay un material humano que fue muy maltratado en todos estos años y que nosotros vamos a convocar para que nos acompañe en este municipio distinto. Después habrá que revisar, pero si me preguntás a boca de jarro, reconozco que el municipio ha tenido una política de Derechos Humanos y que seguramente la vamos a mantener y profundizar porque hay derechos humanos que tienen que ver con la actualidad y que no se les está dando la importancia que realmente tienen, me refiero al derecho de los niños, los ancianos, al acceso a una vivienda digna. Tengo muy claro todo lo que tenemos que hacer y es todo lo que no hizo West en este tiempo. Todo lo que hoy se le reclama a West es que nosotros vamos a hacer cuanto nos toque, Dios mediante, a partir del voto de nuestros vecinos, y sabemos muy bien que es mucho.

FUENTE:  http://www.desalambrar.com.ar/Tengo-muy-claro-todo-lo-que